La tiranía de los debería

¿Cuánto te exiges cada día?

¿Recuerdas cuando cediste por primera vez a la tiranía de los debería que y los tengo que?

¿Quién es quien realmente te obliga a tener que hacer o tener que ser de una determinada forma?

¿Son quizás las expectativas que inconsciente o conscientemente te has creado sobre ti mismo?

¿Son por lo tanto tus pensamientos en forma de creencia?

¿Quién da o quita poder a tus pensamientos?

¿Eres quizás los pensamientos que tienes?

Te quiero proponer un ejercicio muy simple. Cada vez que detectas que pronuncias; verbal o mentalmente, un tengo que o un debería de, prueba de sustituirlo por un quiero o un escojo. Automáticamente, sentirás la respuesta en tu cuerpo. ¡Wow! Porque el lenguaje crea pensamientos, y son los pensamientos los que nos generan emociones en forma de reacciones corporales.

Sentirás en el cuerpo la certeza de si estás a punto de hacer algo desde la voluntad o desde la obligación . Si entonces empiezas; aunque sea poquito a poquito, a permitirte actuar desde lo que realmente sientes y quieres, habrás empezado a practicar la coherencia emocional. Y cuando practicas la coherencia emocional, lo que sientes, piensas y haces está alineado. Y esto, querido, repercute directamente en tu bienestar y en tu salud corporal, mental y emocional.

¡Está en tus manos!
Si tú no decides por ti, alguien lo hará.
¿Escoges coger las riendas de tu propia vida y empezar a conducir tu propio camino?