“Muchas veces estamos dispuestos a todo por nuestros hijos, menos dejarles ser ellos mismos.”

R. Vinyet

“Cuando lo integro en mí, mi hijo lo integra en él.

¡Lo mejor que le puedes regalar a tu hijo es tu ejemplo!”

R. Vinyet

Coaching para Padres

¿Los protegemos de nuestros miedos o les sobreprotegemos de los nuestros?

¿Fomentamos sus fortalezas o les ahogamos en sus debilidades?

¿Ayudamos a entrar su pasión o les presionamos para que se apasionen con las nuestras?

¿Por qué hay cosas de nuestros hijos que nos sacan de quicio?

¿Cómo sabemos que lo que creemos es lo mejor para nuestros hijos?

¿Seríamos padres diferentes con hijos distintos?

¿Aún crees que tu hijo tiene un problema?

Nadie nos enseña ser padres. Debo descubrir por mí mismo al mejor padre/madre que llevo dentro. Ser padres es una experiencia para ser vivida y resignificar el concepto de amor incondicional. El único fin de esta experiencia es que la experimentemos.

Cada uno de mis hijos es el hijo perfecto para mi. El hijo que yo necesito para crecer como persona y trascender mis partes oscuras, mis creencias limitantes, mis carencias dolorosas. Un hijo es un regalo divino para madurar como persona y cambiar, si así lo eligen mis patrones incoherentes de comportamiento. A su vez, un hijo es un maestro en el que reencuentro mi niño interior curioso, alegre, agradecido, feliz, bondadoso y amoroso, que se maravilla por todo y con todo, que vive en el instante presente, que está libre de pasado y futuro, libro de juicios y expectativas, y que lo único que quiere es jugar a VIVIR!

Toca vernos como personas para ser mejores padres; simple, aunque no sencillo.
¿Te acompaño en este apasionante camino?


¡Pincha aquí para contactar conmigo!