¡Haz más de eso que te hace feliz!

¿Tiendes a enfocarte en lo que te falta en vez de valorar, agradecer y disfrutar de lo que sí tienes, lo que sí puedes hacer y lo que sí que eres?

Cuando consiga esto seré feliz. Cuando tenga aquello seré feliz. Eterna insatisfacción e innecesario sufrimiento. Tu estado de salud, este trabajo que aborreces y tu familia, pueden desaparecer o transformase mañana mismo. Tu vida puede cambiar en una milésima de segundo y no te va a pedir permiso para ello. Será entonces cuando valorarás lo que sí que tenías. ¿Es necesario que sea así? ¿O quieres volver a empezar a cambiar el enfoque a partir de este mismo momento?

Cuando haces lo que te gusta, o lo que no te gusta sintiendo como si te gustara, estas generando una vibración de calma, benevolencia y gratitud, y tu cuerpo reacciona a la cascada de hormonas y neuropéptidos que tu mente libera, permitiendo que te regeneren y retroactiven tu equilibrio y tu bienestar. Así que: disfruta pausadamente de ese café matutino, respira profundo y observa el paisaje desde la cima después del esfuerzo, piérdete en la ducha de agua caliente como si fuera la primera vez, abraza cada vez que sientas ganas de hacerlo, diviértete comiendo este plato de comida que no te falta, arranca a bailar con aquella canción que tanto te gusta…

¡Haz más de eso que te hace feliz, querido! Por pequeño que sea lo que te haga feliz.