ADICCIONES: SON NECESARIAS

# adicciones 

Antes de leer este #innerpost te advierto que las perspectivas que en él comparto pueden confrontar radicalmente a tu sistema de creencias. Si no estás dispuest@ a ello, te recomiendo que no lo leas.

La adicción es inherente al ser humano. La adicción forma parte del ego y de su apego. Y el apego es miedo.

Observa:

Cada vez que enciendes un cigarrillo, ¿qué cortina de humo estás necesitando poner entre tú y el mundo?

Cada vez que comes compulsivamente, ¿de qué tienes hambre realmente?

Cada vez que sales a correr para evadirte o des estresarte, ¿de qué estás intentando huir?

Cada vez que bebes bebidas alcohólicas, ¿de qué tienes una sed tremenda?

Cada vez que te tomas una pastilla para dormir o una dosis de droga, ¿qué estás intentando adormecer o anestesiar?

Cada vez que revientas tu VISA comprando cosas que no necesitas, ¿qué intentas poseer? ¿Qué estás intentando tener que crees que no tienes? ¿Quién estás intentando ser?

Cada vez que trabajas y “haces” sin descanso, ¿qué estás intentando demostrar? ¿A quién? ¿Qué agotamiento no te estas permitiendo?

Cada vez que revisas tu móvil automáticamente, ¿qué forma de amor, validación, reconocimiento estás ansiando?

Cada vez que juegas constrictivamente, ¿en qué ámbito de tu vida no te estás atreviendo a jugar?

Cada vez que cambias de pareja por qué la que tenías no te satisface, ¿qué vacío estás queriendo cubrir externamente?

Cada vez que intentas solucionar o salvar la vida a alguien sin que te hayan pedido ayuda, sin pedir permiso y sin obtenerlo, ¿qué estás evitando solucionar en tu vida? ¿Qué capacidad crees que posees tú que el otro no posee? ¿Cuál es el valor y la utilidad que te otorgas con tu intentar resolver?

 

En la que sea que es tu adicción o adicciones, ¿qué es lo que estás evitando SENTIR con ella? ¿Qué es lo que inconscientemente deseas sentir cuando te sorprendes volviéndolo a hacer? ¿Y, es como esperabas sentirte cómo te sientes en realidad después de tu dosis?

El Ego del ser humano fue programado para evitar el momento presente. Para juzgar lo que ES. Para temer a lo que ES. Para sobrevivir. Para evitar SENTIR.

El SER humano fue creado para experimentarse en el presente. Para amar incondicionalmente lo que ES. Para vivir. Para SENTIR.

Todos somos adictos a algo o a alguien. Yo también. Aunque en realidad, no somos adictos a ese algo o eso alguien. A lo que somos adictos es a nuestro sistema de creencias y a los químicos que segrega nuestro cuerpo en forma de emociones ante estos pensamientos que la presencia de ese algo o ese alguien activan.

Las adicciones son necesarias, porque si no, no existirían. Tienen una función, un propósito. Y ese propósito es el de que veas desde qué creencias estas operando, veas el miedo que no quieres sentir.

Lo que inconscientemente nos mantiene en la adicción proviene de nuestro ego, del miedo particular de cada uno. Del miedo esencial a SER.

Lo que esencialmente buscamos en nuestra adicción es el imperante deseo de conectar con nuestra parte divina. Nuestra adicción particular nos muestra el camino de retorno al SER que SOMOS. Nos muestra el deseo de reencontrarnos con la fuente de amor que SOMOS y la sintamos y expresemos.

Porqué en lo más profundo de tu adicción subyace el deseo de SER amor incondicional.

Tu adicción NO eres TÚ.

Tu adicción NO te identifica.

Tu adicción NO es un PROBLEMA a ser erradicado con dolor, culpabilidad y desde el esfuerzo y la obligación.

Tu adicción es un SÍNTOMA.

Un síntoma externo de una herida interna que grita ser sanada.

Tu adicción es un REGALO.

Un regalo que ha sido puesto ahí para que lo único que hagas con ella sea observarla CONSCIENTEMENTE, con curiosidad y desde la compasión. Para que descubras qué estás intentando encontrar en ella.

Cada observación consciente de tu acto de adicción es una miguita de pan para qué; cual Hansel y Gretel, recorras el camino hacia encontrarte con el amor incondicional que ERES.

Cuando por fin veas todo lo que tenías que ver en ella, cuando TE encuentres en ella, tu adicción se desvanecerá sola, naturalmente.

roSER vinyet